domingo, 23 de septiembre de 2007

Otros temas

Me parece que la crítica de Don Juan y de otras personas a que en la Constitución se defina como oficial a una moneda específica puede abrir dos debates interesantes.

Primero, el que hace referencia en particular al dolar o a una moneda nacional. ¿Será conveniente que conste este tema en la Constitución? Creo que para responder a la pregunta podríamos dejar de lado el aspecto económico, esto es, los efectos que ha traído la dolarización y los que se pueden desprender de la desdolarización. Sin negar la importancia de ese asunto, no creo que es el más importante para un debate sobre los contenidos de la Constitución. Por tanto, les invito a debatir si, en términos constitucionales, éste debe o no constar en la nueva carta política. Veamos su pertinencia, sus efectos y consecuencias, así como su relación con la capacidad de toma de decisiones que deben tener los gobiernos.

Segundo, derivado de esto, me parece que un ejercicio interesante y muy útil para los futuros asambleístas sería el debate sobre los temas que no deben constar en la Constitución. En este sentido, hay dos tendencias en el constitucionalismo contemporáneo: la que impulsa constituciones resumidas o condensadas y la que se inclina más bien por las que llegan a tener un carácter casi reglamentario. Por tanto dejo planteada la pregunta cobre cuál de estas opciones conviene al Ecuador actual.

5 comentarios:

Anónimo dijo...

En mi opinion me inclino porque la Constitucion sea un texto inspiracional que refleje los valores que nuestro pais tiene o DEBE tener y dibuje un "outline" de la estructura politica.

Definitivamente no debe estar en la Constitucion:

-Modelos economicos
-Ingenieria social
-Nombres propios de provincias o lugares con la excepcion de "Ecuador".
-Distribuciones del presupuesto
-Cifras, porcentajes,numeros: definitivamente No.
-Moneda: No.
-Candados: No
-Restricciones para ser modificada: No
-Reglamentos para la creacion o eliminacion de partidos politicos: No
-Demasiada reglamentacion acerca del voto: No

La Constitucion debe ser un libro conciso y claro. Cualquier reglamentacion puede ser incluida en la legislacion.

La Constitucion debe alejarse lo mas posible de ser un recetario y volverse un conjunto de principios, valores, derechos, deberes que INSPIRE. Que sea facil de leer y CLARA como el agua incluso para un nino de 10 anios.


Saludos,

Andres

Olafo dijo...

En la constitución debemos colocar todo aquello que no queremos que se pueda cambiar fácilmente. Si no queremos que cambie la moneda, coloquemos ahí la moneda, si no queremos que cambie la forma como por ejemplo se conforman los poderes del estado, debemos incluirlo ahí.

En la constitución debe estar todo aquello que no queremos que sea tocado por el gobierno de turno o por la dictadura de una mayoría coyuntural.

Una constitución pequeña tiene la ventaja de que no requerirá de cambios al costo de dejar mas libertad para que el gobernante de turno cambie cosas que no debería cambiar en su afán de obtener beneficios en el corto plazo pero hipotecando el largo plazo.

Una constitución larga en cambio puede ser una camisa de fuerza que no permitirá que el país sea flexible a los cambios de su entorno... una constitución larga deberá tener mecanismos más flexibles para su modificación y esto nos regresa otra vez al problema de que el gobernante de turno puede verse tentado a cambiarla sin razón suficiente.

Si me preguntan a mí, yo iría por algo intermedio, es decir que además de todos los puntos básicos de definiciones, de conformación de los poderes del estado, de derechos humanos, de seguridad social, etc, incluiría por ejemplo todas las medidas necesarias para garantizar que el gobierno nunca más vuelva a caer en manos de un pequeño grupo de poder, que sea el pueblo el que gobierna con más participación y con menos representación.

Incluiría también, la forma en que se establecerán las políticas de estado, es decir, los grandes objetivos nacionales, su presupuesto y finaciación. Además me gustaría que se establezcan los mecanismos que permitan a los mandantes controlar y evaluar el trabajo de los mandatarios en lograr esos objetivos. En esto se incluye por ejemplo la remoción del mandato al funcionario incapaz.

Otra cosa que incluiría es el mecanismo para cambiar la constitución, se me ocurre por ejemplo dos votaciones de mayoría absoluta separadas al menos un periodo legislativo completo, esto para garantizar que los cambios no se deban a mayorías coyunturales.

Saludos para todos.

Mirabella dijo...

Después de leer el post y los dos comentarios pienso si la Constitución anterior era mala como para creer que su modificación es la refundación del País, y todas esas frases manidas que siguen repitiéndose.
Cuando se habla de "los valores de nuestro país", yo entro en una especie de shock porque si hay algo que caracteriza a las sociedades es su multiplicidad. Más todavía entro en pánico cuando leo "los valores que nuestro país tiene o debe tener".
Los seres humanos, las personas, tenemos esta condición de humanidad en cualquier sitio del mundo. Si tomo esta frase como principio para pensar en una Constitución globlalizada cometo el error de pensar que esta sociedad es igual a cualquier otra y no es cierto. O al menos es parcialmente cierto. Debería ser igual en derechos ya que todos somos personas. Entonces, el debate serio de la famosa nueva constitución debe ser antes que nada una discusión entre lo públio y lo privado. Qué debe garantizar al Estado, y qué debe decidir el ciudadano o ciudadana común sobre su existencia.
Hay temas que no deberían cambiar, por ejemplo que el Estado sea laico, que se garantice educación a las personas, que exista libertad de expresión y credos religiosos y políticos, que se proteja o incluya social y económicamente a las personas con discapacidades. Todo esto está dentro del mundo de la Etica, y no dentro del mundo de la Moral.
Debería revisarse el concepto de familia, por ejemplo, si tomamos en cuenta que la ley se hace, también, desde la costumbre de la mayoría (mores maiorum)hay conceptos que ya no son reales y que no evidencian lo que ocurre en la realidad por varios motivos que sería muy largo exponer.
Las reformas políticas, desde mi punto de vista, son fundamentales porque es evidente que algo no marcha bien o no ha marchado bien en el Ecuador.
La división de poderes también debe revisarse.

j_major dijo...

Podemos comentar los resultados de las elecciónes?
Después de tal mayoría, no sé cuál será la constitución que AP quiera promover:
puede que los ideólogos de Alianza País se apeguen a los conceptos de izquierda que han defendido en el plano teórico como profesores de la FLACSO. La otra posibilidad sería que la lista gubernamental opte por el camino del socialista “del siglo XXI” al estilo de Hugo Chávez. Desconozco cuál de los caminos elegirá el gobierno, habrá que ver por dónde se va.
http://asambleablog.wordpress.com/2007/10/01/%c2%bfse-viene-la-carta-correista/

Shergitronik dijo...

http://shergitronik.blogspot.com/2007/10/constitucin-del-ecuador-2007.html