lunes, 9 de junio de 2008

Derechos colectivos (4)

El amigo Sábado 9 plantea un tema muy importante cuando cuestiona la efectividad de la norma jurídica para evitar la opresión y el totalitarismo. Yo le devuelvo la pregunta: si no es con un marco de derechos, libertades y garantías, ¿de que manera se puede evitar caer en esas situaciones? Apelar a la fuerza sería precisamente caer en lo que se quiere evitar, de modo que no veo otra alternativa que un sólido conjunto de principios transformado en instituciones y procedimientos. Dicho de otra manera, el antídoto para la opresión y el totalitarismo es el Estado de derecho. No es una ley aislada, es un régimen que tiene como núcleo y a la vez como objetivo central la protección de los derechos de las personas.

2 comentarios:

Danny Ayala Hinojosa dijo...

Yo agregaría que precisamente son estas garantías las que deben convertirse en "derechos negativos" para el Estado, es decir que nieguen la posibilidad de que el gobierno aumente impuestos, que niegue creación de nuevas burocracias, que niegue toda expropiación y confiscación, que niegue todo arresto sin debido proceso, que niegue todo control estatal sobre precios, que niegue censura sobre prensa y expresión.

MPR dijo...

Para que la información impida el pánico de Danny:
Aprobada en debate definitivo la prohibición de confiscacion.
Aprobado el artículo de debido proceso incluso con restricciones a la prisión preventiva.
El control de precios no está en la Constitución sino en la Ley de Defensa del Consumidor.
Aprobado el artículo que prohíbe la censura previa y garantiza libertad de prensa y expresión.
No hay "derechos negativos". Todos los derechos son límites para el Estado; así nacieron: como un límite al poder en cualquiera de sus formas. Por eso también los derechos son límites a los poderes de facto.