viernes, 31 de agosto de 2007

El carácter del voto

El debate se ha animado. El tema del carácter del voto (obligatorio u optativo) ha llamado la atención de varios participantes. Al respecto quiero destacar un aspecto de principios que es sostenido por quienes defienden el carácter no obligatorio. Ellos dicen que una verdadera democracia debe comenzar por respetar el derecho de cada individuo a participar o no participar, lo que en este nivel quiere decir votar o no votar.

En el fondo, lo que se encuentra en debate es si un derecho (el derecho democrático básico de escoger a los representantes) puede convertirse en un deber. Los defensores del voto no obligatorio responden con un rotundo !No¡ Dicen que, además de constituir un absurdo -porque se confunde derechos con deberes-, convertir a un derecho en un deber puede llevar a formas de totalitarismo.

Hay material para debatir.

18 comentarios:

Manuel dijo...

yo creo que debe ser facultativo ya que hará que los políticos al momento de exponer sus propuestas y quieran ser elegidos, ya no buscarán ganar Más votos sino Los votos

critico_urbano_ec dijo...

El voto desde mi urbano y humilde pensar es un como una daga dorada, con dos filos tremendamente afilados, que si nos descuidamos en su manejo de una u otra forma termina cortandonos hasta el punto de hacernos sangrar.
Un derecho como ciudadanos legítimos es el poder votar y elegir quienes nos representen o dirigan los destinos de nuestras vidas como asociados a un Estado democrático.

Pero cuántos ecuatorianos sienten ese compromiso, profundo y cívico, al momento de acercarse a las urnas? Cuantos no van llenos de fastidio y desden el día de las votaciones; cuantos adultos jovenes se ven molestos por la ley seca que rige, cuantos llevan a cabo fiestas privadas donde la ley no es ley...cuantos en realidad nisiquiera le dedicaron al menos unos pocos minutos a la reflexión, a las puertas de una contienda electoral, que sea Constituyente o no, siempre será histórica.
Cuantos ecuatorianos, se preocuparon de conocer en realidad quienes están de candidatos?

La mayoria se durmieron en la olgazaneria de pensamiento, tomaron el camino fácil de mirar la televisión, autoalimentandose de esas imagenes conjuntas con castillos en las nubes, enchidos del romance de ofrecemientos de campaña, apretones de manos y camisetas estampadas. Muchos se embriagan con la canción de la demagogia, que como canto de sirena embrutece el pensamiento, ciega la reflexión y promueve catástrofes.

Llevamos ya 10 años desde que por voto obligatorio popular se nos han venido una serie de errores que nos han llevado a un fracaso tras otro...de tumbo en tumbo cual adolecente sin conciencia ni memoria, a la deriva.

Quizás es hora, de manera respetuosa, no obligar a que los menos aptos y comprometidos se acerquen a las urnas, por que no permitir que solo quienes en realidad sienten en su corazón y conciencia la responsabilidad se acerquen a votar; quizás sería válido librar de una obligación a quienes en realidad no deberian nisiquiera estar cerca de una urna.

Todo esto NO POR DISCIMINAR, ni hacer de menos a nadie, si no, para darle la importancia y lugar a las cosas, por mejores días en nuestro país.
Un abrazo afectuoso a todos
f. c_u_ec

Anónimo dijo...

Desde el punto de vista de derecho del ciudadano, el voto no debe ser obligatorio, además actualmente lo que ha venido ocurriendo es que por causa de la obligatoriedad del voto es una compra permanente de votos, ya que los ciudadanos en la gran mayoría no conocen los verdaderos propósitos de los políticos que participan en las diferencites contiendas políticas.

Cuando uno tiene la obligación de ejercer el voto, no lo hace realmente por la búsqueda de representantes que realmente estén encaminados a mejorar la situación del país.

También desde la necesidad de portar la famosa papeleta de votación que es "indispensable" para los trámites legales es verdaderamente redículo ya que de toda la población obligada a votar solo un pequeño porcentaje realmente necesita este documento.

Así que el voto debe ser voluntario.

Juan dijo...

Quienes se manifiestan en una democracia deben hacerlo por convicción y no por obligación. Creo que vivimos en una sociedad exageradamente politizada, en ese sentido la participación electoral no debería variar mucho si el voto es optativo. Además una manera de medir la salud de una democracia es medir cuántos de sus ciudadanos son apáticos hacia ella.
Tampoco veo problema en que policías, militares y clero ejerzan el voto. La mejor manera de evitar trabas es mostrando apertura y madurez política. No debe haber artículos en la Constitución "con dedicatoria".

Anónimo dijo...

Simon,

En el Ecuador por mucho tiempo hemos confundido voto universal con Democracia. Es entendioble que en epoca de finales de dictadura nos hayan tratado con el "babysitting" del voto universal. A ver si asi a punta de cucharadas de voto universal nos entraba la democracia por los poros.

El hecho es que las agrias pugnas partidistas de los 80s (causadas por egoismos, miopia, falta de inteligencia e inmadurez de los lideres de los partidos politicos) llevo al colapso de la partidocracia "tradicional" y trajo el auge de los neopopulismos, los "outsiders" que hemos vivido desde el 95. El voto obligatorio, en parte fue causante de esta consecuencia? El "babysitting" nos jugo una mala pasada? Esa es la pregunta que subyace pero tambien esta la otra pregunta: han madurado lo suficiente los partidos ideologicos como para entender que es solo a traves del consenso patriotico (incluido el necesario acuerdo Costa-Sierra) como se puede llegar a un sistema estable y razonablemente no corrupto?

Una vez mas soy esceptico al respecto. Sin embargo me inclino a pensar que algunos lideres "tradicionales" hayan aprendido de sus errores de democracia infantil de los 80s y 90s...quizas ahora con las canas y ya con sus ansias de figurar calmadas piensen un poco el futuro de las nuevas generaciones. La ironia es que quizas sea demasiado tarde y que esta nueva generacion electoral tan urgida de cambio se deje llevar por la romantica pero a la vez impractica llamada de sirena del Socialismo del siglo XXI

Amigos ecuatorianos por favor ELIGAN BIEN.

Saludos desde Australia,

Andres Diaz Hernandez

Olafo dijo...

Yo sigo en tema aparte... El socialismo del siglo 21. Les comento que sigo leyendo sobre el tema y aparentemente el esquema funciona bien... Hay cosas que no me gustan porque evidentemente afectan mis intereses pero aparte de eso la idea está banstante bien armada...

Disculpen mi falta de inteligencia, pero me gustaría saber si alguno de ustedes le encuentra un hueco a la teoría. Por ahí alguien dijo que el esquema es poco práctico ¿hay alguna justificación para esa afirmación?

La parte que no me gusta es que todos ganemos igual... es decir que una persona que estudió muchos años gane lo mismo que alguien sin estudios... pero ojo, que no me guste no me permite afirmar que sea injusta.

Saludos para todos.

Raul J. dijo...

Estimado Simón y usuarios del foro,

Estoy muy de acuerdo en que el voto no debería ser obligatorio. Parte de la razón para esto es el argumento ya expuesto de no convertir un derecho en obligación. Lo segundo, pues lo mencionado por critico_urbano de lo pobremente orientados que muchas veces estamos (reconociendo que yo he fallado en esto antes). En estos casos es mejor no participar y sufragar solo cuando nos hemos convencido de la mejor opción. Esto por supuesto debería subir el nivel del debate político y presionar a que se reduzca la demagogia.

Por último me parece que el hecho de tener un certificado de votación entorpece el trabajo de muchas personas, y de no existir ahorraría dinero al país y aumentaría la productividad de más de una persona.

Mi manera de verlo.

Felicitaciones por mantener este foro. Por favor pasen estas inquietudes a la mayor cantidad de candidatos. Sería muy bueno ver la respuesta de algunos de ellos aquí.

Raúl J.

Jaime dijo...

Don Simón:
Creo, sin temor a equivocarme, que siendo el nuestro un país libre, soberano y democrático, y como ecuatorianos que somos, disfrutamos de estos tres fundamentos de nuestro convivir diario, sin embargo, esto se ensombrece, pierde brillo y lozanía, cuando es incompleto, cuando se mancillan las libertades con pretextos como "mejorar la seguridad interna del país" y se tortura y juzga a un ecuatoriano sin otorgarle el derecho a la defensa, simplemente es juzgado por la fuerza y torturado y a veces,(varias veces), asesinado, violando sus derechos constitucionales; sin ningún tipo de exageración, una cosa similar ocurre cada vez que nos obligan a votar, violan nuestros derechos consagrados en la Constitución, a elegir al mejor(conforme nuestro criterio) por elegir al "menos malo" Los resultados están a la vista, partidos políticos mediocres, políticos mediocres, instituciones mediocres, y un electorado cansado...agotado. Lógicamente que en las próximas votaciones posiblemente habrá un porcentaje muy alto de abstinecia,pero no por ser malos ciudadanos, como señala critico urbano, o decir que no van a existir cambios sustantivos si se aplica el voto optativo o facultativo.
Creo Don Simón, que debemos reflexionar a fondo sobre esto, pues solo cambiarán nuestros políticos si se ven obligados a cumplir, y el modo más adecuado es con el voto optativo o voluntario.
Gracias Don Simón

critico_urbano_ec dijo...

Estimado Olafo:
Secundando, con el permiso de Simón, la desviación del tema sobre el carácter del voto, quiero comentar brevemente que estoy muy deacuerdo sobre tu visión y enfoque sobre la vedette del momento que es "El Socialismo del Siglo 21"
En teoría, revizando algunos de los principios de dicha propuesta, es interesante su preocupación en fomentar la igualdad, pero a qué costo???
No creo justo que un joven, por poner un ejemplo, de escasos recursos, que estudio en el sistema público, se graduó con excelentes calificaciones, entro a cualquier Universidad Estatal, y se graduó con los más altos honores, logro salir al extrangero, y formarse al más alto nivel, aprendio más de un idioma, y regresa a poner una empresa, honesta, poniendole ética, empeño, y honestadidad, tenga que ganar de igual manera que alguien que por X o Y razón, no le hecho ganas en la vida.
Quizás mi ejemplo suene quizás idílico y simplón, pero creanme, que en el urbano mundo esa figura se repite día tras día.
Será que entre líneas, esta novelería que nos quieren vender por todas partes, no es si no el pretexto perfecto para que la izquierda anacrónica de siempre promueva libremente y con descaro la MEDIOCRIDAD?
Para que poner sangre y lágrimas por ser alguien en la vida, si todos vamos a ser cortados con la misma tijera.
Para que invertir la vida en ser mejores? Para que hacer uso del concepto de superación?
Al cabo que todos somos igualitos, para que no hayan broncas, para todos estar al mismo nivel, para que todos esten supuestamente contentos, no hayan resentidos de ningun tipo, y esto se convierta en el paraiso terrenal...sera??????
Yo sin ser dueño de la verdad, considero que eso sería como estar muertos en vida.
Por que mejor no promover un cambio radical, de valores humanos y éticos, profundos, donde "la viveza criolla", la corrupción sean sepultadas a mas de 6 pies de profundidad por siempre.Fomentar una visión crítica y productiva de las personas. No resentidos congénitos, alimentados por violencia y revancha.
Quizás eliminando esas dos negras y apestosas variables de nuestra decadente sociedad ecuatoriana, SI habrá más igualdad, justicia y reconocimiento de quienes se esfuerzan de manera limpia en salir adelante día a día.

ESTIMADOS AMIGOS, POR FAVOR:
NO A LA MEDIOCRIDAD DE ESPIRITU Y DE PENSAMIENTO, SI A LA SUPERACIÓN Y BUSQUEDA DE SER MEJORES CADA DIA.

Un saludo cordial a todos y cada uno de quienes aportan en este espacio.
att.
c_u_ec

Jaime dijo...

Don Simón:
Es público y notorio que este tema despierta mucho interés en el público en general. Si nos preguntamos, porque no despierta el mismo interés en nuestros políticos, llámense candidatos o no, la respuesta es sencilla: no les interesa, simplemente no les conviene ni siquiera tratarlo, ni comentarlo, es muy riesgoso...
Es un tema fundamental Don Simón. Comenté el tema con Don Pablo Lucio Paredes pues tuve la suerte de conversar brevemente con él en una gira que realizaba promoviendo su candidatura, y recibí una respuesta muy clara y lógica, se trata de un político honesto "El voto optativo o facultativo debe ser parte del debate de esta próxima Asamblea, y creo que debe ser así, cuidando de que ciertos políticos no compren votos a cambio de dádivas" Cuando le comenté que este tema lo estábamos discutiendo con usted, opinó que es muy positivo que estemos debatiendo temas importantes que deben ser tratados en la Asamblea, con ecuatorianos como usted, comprometidos con el bienestar de los ecuatorianos.

Don Simón, no quiero dejar de tratar sobre ciertos comentarios vertidos por personajes de nuestra vida política. Dicen, rasgándose las vestiduras, "no soy político" Es que existe tal individuo? Nació alguien especial, diferente, algo así como un Dios o un demonio? No, simplemente, lo dicen aún sabiendo que no es así. Todos los seres humanos, desde que existimos, somos un "soon politicon" (frase de Leonardo D´Vinci) desde siempre. Desde nuestras primeras relaciones interpersonales actuamos como tales, si no lo fueramos, dejaríamos de ser seres pensantes simplemente. Todos somos políticos nos guste o no, decir lo contrario representa creer que quienes escuchamos tal comentario, y le creemos, y le hacemos honores por que "no es político" no estamos en total control de nuestros actos. Me refiero al nuevo Ministro de Defensa, dice no ser político, y sin embargo, es el Ministro de Defensa,y permanentemente está ocupando altos cargos políticos, pero... no es político...qué absurdo no?
La respuesta está sumamente clara:
es uno de los políticos más hábiles de este gobierno. Gracias Don Simón.

ESTEBAN SAMANIEGO dijo...

Debe ser optativo simplemente porque en mi caso no creo que ninguno de los 3.000 y más candidatos me represente.
Y votar nulo es igual a votar por alguien y votar en blanco lo mismo.
simplemente el que quiera que vaya el que no.. NO

Olafo dijo...

Solo como un ejercicio voy a tratar de hacer de abogado del diablo y defender el sistema que propone Dieterich, es decir a criticar las palabras de crítico_urbano (evidentemente no para ofenderlo) sino más bien como un intento de que entre todos los que estemos dispuestos a colaborar, le busquemos un hueco real al sistema para hacerlo caer.

De lo poco que sé del tema, las necesidades humanas se pueden entender como una pirámide de peldaños en donde el primer escalón están las necesidades básicas o fisiológicas (comida, abrigo, vivienda, etc) en el segundo escalón estarían las necesidades de seguridad, de afiliación y de reconocimiento (seguridad física, seguridad económica, la necesidad de ser exitoso entre mis pares) y en el tercer nivel están las necesidades trascendentes, es decir, las que van ya más allá de uno mismo y benefician a los demás (la necesidad de servir a los demás, la necesidad de crear, la necesidad de ayudar, la necesidad de hacer justicia)

De lo que entiendo, el ser humano avanza de un peldaño a otro a medida que logra satisfacer las necesidades del peldaño anterior. Lo que quiero decir es que el motor que mueve a cualquier ser vivo es satisfacer TODAS sus necesidades en orden de lo apremiantes que son. Generalmente las necesidades del primer peldaño son muy apremiantes, luego están las del segundo peldaño y cuando estas están satisfechas quedan las del tercero. (hay gente que por ejemplo la necesidad de ayudar es más apremiante que comer o las de seguridad, pero esto es muy raro y de ocurrir tenemos a una madre Teresa o a un Gandhi entre manos).

El sistema que propone Dieterich evidentemente facilita el resolver las necesidades básicas. Con dos o tres horas de trabajo por día, una persona resolvería sus problemas de alimentación vestido y vivienda, es decir sus necesidades del primer nivel, pero las necesidades del segundo y tercer nivel quedan intactas porque estas no se resuelven con bienes materiales.

Lo anterior mi opinión contradice la afirmación del que el sistema generaría “Mediocridad” ya que las necesidades que obligan al ser humano a superarse están intactas, es más, muchas personas con enormes potenciales que hoy se ven obligadas a trabajar prolongadas jornadas de trabajo solo para satisfacer sus necesidades primarias ahora podrían tener la oportunidad de crecer como personas y así contribuir con trabajo más productivos que mejorarían el estándar de vida de la sociedad.

Mi padre me contaba de su vida de niño en la escuela en el campo allá en el Quinche por los años 50. Me contaba que en su salón habían dos alumnos que se destacaban de los demás, el número uno era el hijo de un peón de hacienda y el número dos (bastante atrasado del primero) el hijo del patrón... Cuando terminó la escuela el hijo del peón regresó a trabajar en los campos en donde trabaja hasta hoy mientras que el hijo del patrón fue al colegio, luego a la universidad y luego hizo muchas cosas por nuestro país, es un gran hombre... Pero regresando al hijo del peón, aparte de la injusticia con ese niño, yo me pregunto nosotros como ecuatorianos ¿Qué nos perdimos?. Cuantas cosas maravillosas pudo hacer ese muchacho que ahora simplemente no están.

Un saludo para todos.

alejandra dijo...

Realmente, el voto obligtorio en nuestro pais, se ha convertido en un arma peligrosa, que ha dado lugr a profundizar el clientelismo, y el populismo, pues se han comprado votos a cambio de esferos, camisetas e inclusive de sillas de ruedas.
Darnos la opcion de escoger si estamos listos para votar o no, aportara a la contruccion de una democracia real donde participemos en los procesos electorales porque reconocemos que es nuestra manera de aportar y participar en el desarrollo de nuestro Estado y mas no porque nos obligan.

Esperemos que la tan ansidada Asamblea Constituyente trate este tema con la seriedad que amerita y no sea objeto de reproduccion de los intereses de quienes representan.

Ecuatorianos, en estas elecciones, por favor reflexionemos nuestro voto, no lo hagamos obligados, sino llamados a construir un mejor Ecuador.

Anónimo dijo...

Debemos ver esta cuestión del voto obligatorio en términos de su efecto. El voto obligatorio llena las urnas con papeletas indiferentes, ignorantes, resentidas, analfabetas, desinformadas. El 25% en blanco o nulo. El cálculo político obliga a los partidos orientar las campañas hacia el populismo.

Jaime dijo...

Don Simón:
En una lectura a un libro que trataba sobre el régimen totalitarista Leninista-Stalinista de la URSS, se mencionaba, entre otros, un capitulo que merece, a mi criterio, traerlo a colación, en los actuales momentos en que se está tratanto por medio del gobierno, de que el Estado Ecuatoriano adopte el sistema denominado "Socialismo del Siglo XXI" que a mi criterio no es mas que un Sistema totalitarista disfrazado; por qué lo digo: porque a su vez adopta varios esquemas del sistema político cubano, que a su vez adoptó el esquema político Lenininsta-Stalinista de la URSS. Como un ejemplo quiero citar los mini-gobiernos barriales, los que a su vez tienen delegados en cada pasaje y calle del barrio respectivo, es decir, el control total, el mismo que se ejerce con premios y dádivas a quienes delaten a supuestos conspiradores. En la URSS, llegó al punto en que los hijos pequeños delataban a los "traidores de sus padres", quienes eran perseguidos, apresados, enviados a campos de concentración, fusilados)asesinados)sus casas y empresas allanadas y pasaban a poder del estado,y sus hijos pequeños felicitados públicamente por el estado por su "proesa" al haber delatado a los traidores de sus padres, estos pequeños eran trasladados inicialmente a casas comunales de cuidados infantiles y luego, por ser hijos de traidores, enviados a Siberia. ¿Es esto lo que queremos? Esto solo debe estar en las mentes de los que no comprenden la gravedad de la situación. Es por estas razones que tengo grandes esperanzas en que el Gobierno no tenga mayoría en la Asamblea, y exista la capacidad suficiente en Asambleístas de la talla de Pablo Lucio Paredes, Blasco Peñaherrera, César montúfar, y otros que impidan que la Asamblea llegue apruebe textos totalitaristas en la Constitución, y sobre todo, que exija que se cumpla el mandato ciudadano, de que sus resoluciones se apliquen una vez que el Soberano se pronuncie en las urnas, como debe ser.

Enrique Vivanco Riofrìo dijo...

EL VOTO VOLUNTARIO O AVANCES EN LA LIBERTAD Y EN LA RESPONSABILIDAD
Porque el grado de desarrollo de la sociedad ecuatoriana exige que los ciudadanos sean más autónomos más conscientes de si mismos, ya no desean renunciar a su libertad y ven que ya es hora de dejar de traspasarla a unos líderes que a la vez que toman las decisiones soportan el peso de las culpas.
Fernando Savater, señala que la conciencia social, la dignidad humana, la inviolabilidad de cada persona, el reconocimiento de que no puede ser utilizada o sacrificada por los demás como un mero instrumento para la realización de fines generales, son también conceptos que forman parte de los derechos humanos.
Por otro lado, Erich Fromm dice que la estabilidad de la democracia, que tanta falta nos hace, depende de la capacidad de autogobierno por parte de los ciudadanos. Esta capacidad es equivalente a su aptitud para asumir decisiones racionales en los campos en los cuales, en el pasado, dominaba la fuerza de una autoridad, el prestigio, la costumbre, la tradición. Esto significa que la democracia solo puede subsistir si se logra fortalecer y expandir la personalidad de los individuos, que sean dueños de un pensamiento y voluntad auténticamente propios.
El hombre ecuatoriano ha llegado a surgir como entidad separada y autónoma, pero esto lo ha colocado en un profundo aislamiento y soledad moral, que puede lamentablemente expresarse en la evasión, con la propensión al sometimiento y a la entrega voluntarias de la propia individualidad a omnipotentes autoridades que lo anulan.
Cabe recordar que algunos ciudadanos del pueblo alemán o italiano, se consolaban pensando que a sus pueblos les faltaba una práctica suficiente de la democracia, sentándose a esperar tranquilamente que llegue el momento en que esos pueblos alcancen esa madurez política de las democracias occidentales, con el abominable resultado de la implantación del autoritarismo fascista en esos países.
No está lejano el fenómeno de la sumisión con la actitud política de los ciudadanos en el Ecuador, porque de la sumisión resulta exactamente lo contrario de lo que debería ser, la sumisión aumenta la inseguridad, originando hostilidad y rebeldía, que se dirigen contra las mismas personas de las cuales sigue dependiendo o llega a depender.
La libertad implica la relación espontánea hacia los hombres y la naturaleza, relación que une al individuo con el mundo sin privarlo de su individualidad, este tipo de relación, que la constituyen el amor y el trabajo creador como expresión más digna, está arraigada en la integración y en la fuerza de la personalidad total.

Enrique Vivanco Riofrìo dijo...

BLOG SOBRE EL VOTO VOLUNTARIO

Se invita a los visitantes de este blog, a visitar uno exclusivo sobre el Voto Voluntario que esta habilitado desde Marzo del 2007, su direcciòn es:

htttp://votovoluntarioecuador.blogspot.com

horacio dijo...

EL VOTO DEBE SER OBLIGATORIO.
En países dónde el voto no es obligatorio, como los Estados Unidos, los jóvenes, las minorías y los segmentos más pobres de la población no votan y por lo tanto tienen poco poder político. Los políticos ignoran a estos sectores de la población cuando conciben sus planes de gobierno y la democracia pierde vitalidad porque en lugar de ser la expresión de todo el pueblo, se convierte en el mandato de la MINORIA que si vota.