jueves, 12 de julio de 2007

El comentario al comentario

Para Carlos Fabara: el comentario de andean está publicado en la entrada titulada "Debatamos la propuesta del Gobierno". Acogiendo su sugerencia haré los links correspondientes.

Para todos todos los participantes: les sugiero que siempre utilicen un nombre o un seudónimo para poder identificarnos ya que parece que el debate se está animando y si todos nos llamamos anónimo nos perderemos en el laberinto del anonimato.

3 comentarios:

CarlosFabara.com dijo...

Apreciado Sr. Simon Pachano:
Gracias por dirigirme al comentario de "andean." Por el bien comun, como diseñador grafico graduado en Parsons School of Design, NY, en 1981, y la persona que (a mi entendimiento) primero sugirio en 1982 a EL COMERCIO, como asesor, ampliar el logo en su portada al tamaño actual, deseo sugerir que por favor usen un fondos blancos para los textos de nuestros dialogos porque usar fondos plomos no es lo mejor. Para ver se necesita contraste. Fondo blanco y letras negras crean el mejor contraste. Fondos plomos forzan la vista crear su propio contraste.
Por otro lado, si desplegan la cantidad de lectores que ven cada comentario estare mas agradecido de lo que ya estoy con su blog interactivo y muy bien difundido. Mientras mas lo promocionen... mejor! Ya que es como un redondel electronico de las personas politicamente concientes.
Exito!
Carlos Fabara
Candidato a asambleista alterno por los ecuatorianos residentes en Norteamerica

Olafo dijo...

En primer lugar saludo las palabras de “andean” de sumarse al debate. Yo también opino lo mismo, el voto es un derecho no una obligación.

También leí los comentarios de Anónimo, son muy buenos, me gustaría saber si son del mismo anónimo que escribió sobre los principios, otro comentario que también me gustó mucho. Tengo solamente una crítica, los principios que menciona yo los calificaría como elementales, básicos, y hasta obvios. No me malentiendan, no quiero decir que no sean importantes, son vitales y de hecho deben estar escritos con fuego en cualquier constitución, lo que quiero decir es que en el siglo 21 ya no existen gobiernos en el mundo que no los respeten... ¿Alguno de ustedes sabe de algún país que se jacte de no respetar los derechos humanos?.

Me pregunto si no podemos aspirar a un poco más, por ejemplo cuando hablamos de seguridad porque no hablar de reducir riesgos y no solo del riesgo de perder la vida o el de terminar en la cárcel injustamente. Porque que no hablar por ejemplo del caso que plantea “andean” de que le llegó un gobierno que le cambió todas las reglas de juego, creo incertidumbre, incrementó los riesgos y le dañó su negocio.

El meternos a modificar la constitución es un tema muy riesgoso, yo defino riesgo como algo de resultado incierto, es decir, podemos ganar muchísimo o perder muchísimo y si fuésemos un país serio no deberíamos estar en esta lotería. El problema es que no somos un país serio y por ese lado justifico la existencia de la asamblea constituyente. Ahora, nuestro objetivo debe ser justamente ganar seriedad, disminuir los riesgos, ganar estabilidad para que nunca más tengamos que llegar a una de estas “ruedas de la fortuna” dignas de un casino y no de una republica.

También para dejar claras las cosa, al contrario del Sr. Pachano soy optimista y espero mucho de este proceso, ruego a Dios que nos vaya de lo mejor.

Vamos ahora a mis comentarios... paciencia solo unos párrafos más.



MIS COMENTARIOS SOBRE LA PARTE DOGMÁTICA.

Francamente, yo definiría lo que es un ecuatoriano, es decir, los ecuatorianos son los hombres y mujeres que... blablabla..blablabla... y a partir de ahí solo hablaría de ECUATORIANOS sin hacer distinción entre sexo, raza o religión. Lo que si me parece bien es hablar de los “segmentos especiales” para favorecer a los niños, jóvenes, mujeres embarazadas que por su importancia para nuestro propio futuro, deben tener una atención prioritaria o diferenciada. Que los llamen “grupos vulnerables” o “grupos sociales de atención prioritaria” para mi es lo mismo.

Lo del carácter Laico del estado me parece bien. Me pregunto si se debería permitir cualquier culto, si hay alguno que pone en riesgo la integridad física o moral de las personas o la seguridad del estado.... mmmm. ¡Que dilema!

El objetivo es que seamos una democracia, y no porque ese nombre suene lindo, sino porque yo creo que la suma de voluntades organizadas para lograr objetivos nos convertiría en una máquina formidable para generar prosperidad. Para ser una democracia tenemos que permitir que sea el pueblo el que tenga el poder y no el político de turno. El objetivo es que las decisiones se tomen para favorecer el interés de los ecuatorianos y no el de unos pocos. Para lograr esto debemos lograr que la gente participe, es la única forma que conozco para evitar que el poder caiga en manos de los de siempre. Anónimo habla sobre elecciones libres para elegir representantes, eso es muy importante pero no suficiente, hay que lograr más participación y menos representación. En la propuesta del presidente se habla mucho de la participación ciudadana... BRAVO.

Por medio de la participación ciudadana se debe: Establecer los nuevos mandatos (los objetivos y proyectos nacionales de mediano y largo plazo), Dar acompañamiento (Participar en el proyecto nacional para ayudar a que se cumpla) y Legislar (Proponer modificaciones o nuevas leyes de acuerdo a lo que se requiera).

El establecer nuevos mandatos es planificar, saber donde estamos y a donde queremos llegar. Algo de esto creo leer en la sección de la propuesta presidencial que se habla de la construcción consensuada de la agenda pública.

Participar en el proyecto significa: - buscar la mejor forma de ejecutarlo. - Estudiar los riesgos para minimizarlos, eliminarlos o asumirlos. - Establecer su presupuesto y su financiación. - Establecer cronogramas. -Solucionar problemas e imprevistos tales como cambios de contexto, de prioridades o tan “simples” como mandar a su casa a un mal servidor público (mandatario) que no cumple con su labor.

Para mi alegría, muchas de estas cosas también las veo cubiertas en la propuesta del presidente incluido el tema del acceso a la información que es vital para permitir el control del avance y uso de los recursos asignados al proyecto. La gente tiene que saber en que se usan sus impuestos.

Pero antes que me digan que soy un infiltrado del gobierno, me adelantaré a decirles que en el tema de la división territorial de la propuesta no me gustó nada... bueno pero eso ya lo discutiremos cuando agotemos el tema de la parte dogmática.

Saludos para todos.

Anónimo dijo...

(ANEXO)

Olafo, estoy de acuerdo contigo sobre lo básico de los planteamientos. Espero tener el tiempo para avanzar hasta las cuestiones del día a día (aquellas que interesan a todos).

No obstante, por ahora quisiera dejar constancia de algunos asuntos que me preocupan.

- La mayoría de sugerencias que he visto, si no todas, pueden ser suscritas dentro de cambios fácilmente realizables por los Congresistas. Entonces, en vez de una Constituyente, lo que se debió plantear es una reflexión profunda sobre el sistema de elecciones para llegar a una verdadera representatividad democrática, y a través de ese medio realizar los cambios. (Eso no era posible debido al candado constitucional, así que no desestimo el valor de la Constituyente)

Se me hace aparente que la causa del actual ímpetu democrático deriva de la forma en como se presentan las listas y los candidatos (firmas, y no partidos; gasto electoral equitativo). Aunque el sistema está lleno de defectos, como lo podemos constatar por los diversos análisis en los medios de comunicación, la verdad es que esta nueva modalidad ha debilitado el secuestro democrático al cual estábamos sometidos (Que no es partidocracia sino caciquismo, como lo demuestran las participaciones exitosas de Lucio Gutiérrez, Álvaro Noboa, o Rafael Correa; como lo demuestran las participaciones exitosas de Abdala Bucaram, Leon Febres Cordero, o Rodrigo Borja). Tendremos que ver que sucede después de las elecciones para sacar conclusiones.

Con esto quiero decir que si nos enfocamos en proponer un sistema de elecciones mejorado en base a nuestras experiencias, ya habremos avanzado mucho.

- En este medio, el Internet, he leído las propuestas de algunos candidatos. Me asusta su falta de preparación; da la impresión que no saben mucho y que abusan de la demagogia.

Como primera solución, sugiero al Sr. Pachano que nos instruya sobre la “ingeniería de las leyes”; hablo de Constitución, códigos y reglamentos. Si a ese pequeño organigrama le adjuntase un link para poder abrir los documentos pdf correspondientes (disponible por dos dólares en los lugares que venden programas cerca de la Universidad Central), talvez podríamos elevar el nivel de las discusiones. Hago notar que esta no es responsabilidad exclusiva del Sr. Pachano, sino de todo aquello que busque una discusión para generar las mejores propuestas (Veo, por la forma en cómo está configurado el blog, que el Sr. Pachano tiene poco tiempo-para/conocimiento-sobre diseño de páginas, o que las atribuciones otorgadas por el administrador - elcomercio.com - son precarias. Talvez necesite, en este tema, la ayuda desinteresada de personas capacitadas.).

Sé que a muchos les ha de parecer banal lo que sugiero. Desafortunadamente he tenido la oportunidad de ver “la ingeniería de nuestras leyes”. Muy probablemente, nunca habríamos necesitado esta Constituyente si un grupo de profesionales sensatos se hubiese dedicado a realizar correcciones fundamentales, como denunciar las contradicciones y redundancias difusas. Talvez nuestro mayor problema es que hay leyes para todos según el artículo que se elija, y por lo tanto no hay realmente leyes válidas. Si seguimos por esta vía, vamos a agravar el problema. Nadie se ha puesto a pensar que al cambiar la Constitución todos los reglamentos subordinados deben ser reanalizados y enmendados. Dependiendo de la profundidad de los cambios, aquello que estudiaron los actuales abogados carezca de validez. Y, por lo tanto, suframos una crisis de todo el sistema jurídico.

- Los candidatos que más aprovechan del Internet como medio de difusión son aquellos en el exterior. Da la impresión que nunca han salido del país. Madrid y Nueva York, si se cuenta los ciudadanos ecuatorianos con capacidad de voto, probablemente sean la tercera y la cuarta ciudad más populosa. La verdadera campaña por un nuevo Ecuador está en convencer a los emigrantes de ir a sus embajadas y registrarse. Que no pierdan la esperanza, que no se desentiendan de su país. Entonces realicen propuestas que beneficien a los emigrantes. Sugiero la creación de un cargo consular, cuyo ocupante sea electo por los ecuatorianos registrados en la embajada correspondiente. Para que este cónsul tenga validez representativa deberá provenir de la comunidad de emigrantes; bastaría con determinar un tiempo mínimo de registro (digamos, como ejemplo, un año) en las embajadas para que los ecuatorianos adquieran la calidad de “ecuatoriano emigrante” y puedan ser electores o candidatos. No por haber adquirido el reconocimiento como “ecuatoriano emigrante” habrán de perder ninguno de sus otros derechos para votar en las otras elecciones.

Este cargo se financiaría con “impuestos” que se cobrarían en el “registro como emigrante” y en la renovación de tal registro. Su monto debe ser analizado técnicamente, pero a grosso modo estaríamos hablando de entre veinte y veinticinco dólares anuales.

Hablar de impuestos para el emigrante ha de sonar desagradable para muchos. Lo hago porque es una forma de adquirir independencia frente al estado de humor de los dirigentes en Ecuador. También es una forma de proveerse como comunidad soluciones a las cuales no podrían optar de otra manera.

Como resido en el Ecuador me es difícil plantear sugerencias sobre las actividades de tal cónsul; no obstante, más como ejemplos ilustrativos voy a dar algunas:

1. Mediar en la validación ágil de documentos oficiales ecuatorianos como la licencia de conducir, el título de bachillerato, certificación de estado civil,…
2. Fomentar la creación de infraestructuras a servicio de los emigrantes como transferencias de dinero, envío de carga y documentos, educación (especialmente el idioma del país donde se reside), asesoría legal para la legalización,…
3. Fomentar la incorporación cultural; esto tiene dos vías: la exposición de la cultura ecuatoriana y la exposición de la cultura en el país que se reside. (cultura no son solamente libros y canciones, también historia, leyes, percepciones éticas y morales,…)

Hay tantas otras cosas que se pueden sugerir, pero eso es más atribución de los emigrantes. Lo importante es tener en cuenta que si deseamos hablar de una comunidad de emigrantes, debemos plantear el establecimiento de lazos comunicantes, debemos plantear esos objetivos comunes que ya mencioné: democracia, libertad y seguridad, bienestar común.

Por supuesto, los emigrantes también son indispensables para construir el Ecuador del mañana. Pero debemos ser coherentes; por ejemplo, actualmente se está discutiendo la descentralización y la reorganización electoral; en ese sentido la comunidad europea, con sus diferentes modalidades de comunas y federaciones tienen mucho que enseñarnos. Por lo menos yo quisiera saber de los comentarios, sugerencias y ejemplos que tienen a proponernos los emigrantes en base a sus experiencias. Tampoco descarto el valor de las experiencias en países como Brasil o EEUU.

Finalmente, quiero acotar que todas las sugerencias son necesarias porque sirven para establecer un diagnóstico social de los problemas. Sin embargo, si no encaramos las dificultades de aplicabilidad, utilidad y viabilidad, nuevamente seremos víctimas de la demagogia. (¡Por favor!, ¡Ya mismo nos va a salir un candidato que proponga que todos los ecuatorianos seamos buenos por mandato constitucional!)