martes, 1 de mayo de 2007

Una aclaración necesaria

Aún no se han cumplido las primeras veinticuatro horas de vida de este blog y ya se ha puesto en evidencia la utilidad de mantener un espacio interactivo. Varios lectores han expresado su punto de vista, que puede a la vez ser leído directamente por los demás lectores. Esto demuestra el interés por lo que sucederá con la Asamblea y sobre todo por el contenido de la nueva Constitución. Es una de las expresiones de la necesidad de debatir, y para eso es este espacio.

Antes de seguir con el tema de los plenos poderes en el Estatuto, quiero expresar una posición personal sobre la que llama la atención don Ángel Salvador en su mensaje. Él dice, con toda la razón, que antes de la elección fui "un permanente opositor" a la Asamblea. Sí, en efecto esa fue mi posición porque consideraba y considero que ese no es el mejor instrumento en las condiciones que actualmente vive el país. Tampoco creía ni creo que el Congreso pudiera encargarse de algo tan importante y ineludible como es la reforma del sistema político ecuatoriano. Personalmente consideraba que era necesario ir a un proceso de más larga duración, con amplia participación, que permitiera establecer los consensos y los acuerdos necesarios.

Sin embargo, estamos ante el triunfo inobjetable y arrollador de la Asamblea como procedimiento para la reforma, y eso es algo que nos involucra a todos. Ya no es el momento de sostener "lo que pudo haber sido y no fue". Ahora nos corresponde a todos hacernos cargo de esa responsabilidad. Tengan la seguridad, don Ángel y estimados copartícipes de este esfuerzo, que más allá de las posiciones personales -que nunca se abandonan- mi papel aquí no será el de un propagandista de una posición política ni el de alguien que busca sesgar el análisis. Si voluntaria o involuntariamente lo llego a hacer, están ustedes para hacerlo notar o definitivamente para abandonar este esfuerzo que no puede ser sino de conjunto.

Sigamos con el análisis del Estatuto...

5 comentarios:

Anónimo dijo...

Sr. Pachano, como dijo antes un lector del blogger, usted no puede ser juez y parte. Ud. jala para la derecha, para el mismo lado que jalan los medios de comunicación, y los argumentos que Ud. tiene, aunque pudieran ser razonables, son insuficientes porque responden a una ideología dominante en este país y en el resto del mundo. Sería bueno que estudiosos de verdad de política y la democracia -no solo la democracia burguesa surgida a partir del liberalismo- lideren un verdadero debate, no la farsa que proponen medios como el comercio. ¿Desde cuándo es anclarse al pasado hablar de equidad, igualdad, justicia...? Más anquilosados están quienes se aferran a los manuales del liberalismo de Smith y Ricardo redactados en el siglo XVII.

Felipe dijo...

No quiero ver al Ecuador dividido en dos. La ira del pueblo será la mano derecha de Correa cuando éste quiera abrirse paso hacia algún lado. ¿Y entonces qué pasará, señor anónimo? Chávez se aseguró el puesto cuando puso a hermanos en contra de hermanos, y el pueblo de Venezuela parece alimentarse de ira, y se olvida de que nada ha mejorado. Es verdad que en el Ecuador tiene que pasar lo que tiene que pasar. Sin embargo, enemigos entre ecuatorianos no me parece un escenario tan loco luego de ver con ojos críticos la evolución de Venezuela bajo Chávez (y luego de leer varias opiniones de bloggers que como ud. señor anónimo, vociferan en varios sitios en contra de todo y de todos. Pase lo que pase, no debe haber odio entre ecuatorianos. Por favor, no se olviden que esto de cambiar el Ecuador no es una película con protagonistas guapos e impulsivos. Cambiar el Ecuador es un tema muy muy serio que debe ser tratado con menos impulso y mucho cuidado. Las estrepitosas situaciones en el congreso, las cortes, y hasta en el servicio exterior se deben justamente a pasos acelerados o recortes de procesos que el gobierno ha impulsado muy enérgicamente.

Anónimo dijo...

No creo que Simón Pachano esté juzgando nada, o haya dictado una sentencia. Así que ese asunto de que es "juez y parte" es una tontería escolar. El Blog tiene un propósito bien claro y es un espacio abierto a todos. La prueba de esta apertura es que cualquiera puede publicar comentarios ligeros y trillados como "democracia burguesa surgida a partir del liberalismo".

Lo que está en discusión acá es el Estatuto de la Asamblea, su conformación y temas afines. No traten de desacreditar este espacio diciendo que Pachano "jala para la derecha": aquí todo el mundo tiene derecho para "jalar" del lado que quiera, sea de izquierda, derecha, anarquista, etc. Simón Pachano tiene el derecho de optar por la tendencia que considere apropiada, porque es un derecho consagrado en la Constitución, aún vigente. Vamos al grano, porque se ha puesto de moda los últimos meses desacreditar al medio en lugar de debatir el mensaje. Si, ya.. "el medio es el mensaje". Afortunadamente, para tranquilidad que aquellos inconformes con la tendencia política de muchos medios, este es un espacio que no puede ser definido con ligereza como "capitalista", o de "derecha" o de "izquierda y revolucionario". Todo eso esta por definirse. Saquemos provecho de él.

Fernando dijo...

Los comentarios de anónimo en verdad demuestran un problema central de nuestra sociedad. La mayoría de la gente no cree ni piensa democráticamente. Anónimo admite que los argumentos de Simón son razonables, pero no que sean suficientes por que son "de derecha". Es decir, los descalifica sin debatir sus contenidos - con argumentos en contra - sino por venir de una supuesta posición política.

Está claro que el Sr. Anónimo nunca ha leído nada de lo que ha escrito Simón Pachano - ¿cómo más se puede explicar que lo tilde de "derechista"? Eso se lo debemos a la campaña por el sí que realizó Rafael Correa, donde agrupó a todos los que se atrevieron a discrepar con su postura de cadáveres políticos de derecha.


Me temo que es justamente esto es lo que podemos esperar de la Asamblea, mucho insulto y poco debate serio.

Juan R. Mayorga Z. dijo...

El juego de "disientes conmigo = eres mi enemigo" (que lo menciona Felipe) lo vió y sufrió Chile. Hartas lágrimas corrieron... Un amigo chileno se sorprende cuando le digo que mis familiares allá en Ecuador me tratan de convencer (por email o teléfono) para que tome partido por una u otra posición. "Nosotros ya pasamos por eso", me dice, "acá para ganar una elección presidencial el candidato debe mostrar credenciales de moderado". Los resultados de la primera vuelta en las últimas elecciones presidenciales chilenas parecen darle la razón. Por otro lado, a mi entender los resultados de las últimas elecciones presidenciales en Ecuador le dan la razón a Fernando cuando dice que la gente no tiene una cultura democrática. ¿O no hemos elegido a populistas? La ley y el estado de derecho no dependen de cuántos votos obtenga un candidato y/o gobernante.